La educación temprana es la clave para evitar problemas de conducta cuando nuestro perro se haga adulto,

además aprenden divirtiéndose , pierden miedos a nuevos entornos y superficies , aprenden habilidades sociales con otros perros y personas, aprenden a jugar adecuadamente, aumenta su desarrollo cognitivo y trabajan su equilibrio (psicomotricidad)

En el curso trabajamos el manejo y la gestión del estrés !

¡La sesión se realizó en familia , así los más pequeños también aprendieron las normas de manejo y comunicación canina!

Al terminar la parte teórica-práctica y el trabajo de elementos y juego, llevamos ejercicios de educación canina urbana,  de habilidades sociales y calma en el parque!

“APRENDAMOS DIVIRTIÉNDONOS”

“DIVIRTÁMONOS APRENDIENDO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies